Entorno

Fisterra

fisterra

El pueblo de Fisterra, está formado por un núcleo antiguo crecido en anfiteatro sobre el puerto. Sus casas y estrechas calles son de un gran tipismo y originalidad. En el centro se encuentra la Plaza de Arasolis, en las afueras, de camino al faro, encontramos el monumento más interesante de la villa: la Iglesia de Santa Maria das Areas y dentro del conjunto histórico de la villa destaca también el Castillo de San Carlos. Vista do Castelo de San Carlos. Su puerto es el mayor lugar de actividad del pueblo y su lonja la primera lonja turística de Galicia.

La flota está formada por pequeños barcos de bajura que utilizan diversas artes de pesca como el palangre, nasas, betas, etc. A cualquier hora del día que paseemos por el puerto, encontraremos marineros que van o vienen de pescar, reparando sus redes o en la lonja subastando el pescado. El sector pesquero es uno de los más tradicionales del pueblo. La buena calidad del pescado y marisco que hay en esta zona hace que los productos tengan una gran demanda en los mercados. La vegetación herbácea sobrevive a duras penas en un terreno azotado por fuertes vientos y fuerte salinidad. Aun así progresan los brezales húmedos de Erica Tetraliz y E. Ciliaris, brezales secos, orquídeas, retamas (alguna endémica de Galicia), centáureas, plantas de acantilado como Armenia y alguna plantación depino y eucalipto.

La vegetación adaptada al complejo dunar que adorna la Playa de O Rostro, una de las más salvajes del litoral gallego, presenta la vegetación psamófila posiblemente mejor conservada de Galicia. Fisterra es un extraordinario enclave para la observación del paso migratorio de multitud de aves marinas que además buscan refugio y reposo en los arenales y ensenadas pantanosas entre las Playas de Rostro y Langosteira. Los islotes rocosos como los de las Islas Loberías albergan una importante colonia de gaviota argéntea, gaviota sombría, patiamarilla y cormorán moñudo.

Monumentos de Interes

  • Castillo de San Carlos: Fortificación defensiva mandada construir en época del rey Carlos III de España para defender la costa de los ataques de los barcos enemigos. En 1892 fue vendido por el Estado y adquirido en pública subasta por D. Plácido Castro Rivas el cual era un industrial muy importante en la comarca y natural de esta villa. Años más tarde, su hijo, Plácido Castro del Río, donó, en 1948, al pueblo de Finisterre este inmueble para que en él se hiciera un Museo. Finalmente, la Cofradía de Pescadores de Finisterre y la Consejería de Pesca habilitaron el local para convertirlo en el Museo de la Pesca, el cual fue inaugurado en el 2006. En este Museo se muestra la evolución de la pesca a través del tiempo en cuanto a embarcaciones y aparejos, las costumbres de la gente marinera y los naufragios que se han producido en esta costa.
  • Iglesia de Nosa Señora das Areas: Iglesia de finales del s. XII (declarada Monumento Histórico-Artístico) la que ha sufrido modificaciones y ampliaciones durante varios siglos. De ahí, que en ella se encuentren los estilos románico, gótico y barroco que corresponden a las distintas intervenciones arquitectónicas de que ha sido objeto. En esta iglesia está la imagen del Santo Cristo de Fisterra: "O Cristo da Barba Dourada" ante el cual se postraban y se postran los miles de peregrinos que llegan a Fisterra para finalizar el Camino de Santiago después de haber visitado la tumba del Apóstol en Santiago de Compostela: quemar las ropas, bañarse en el mar, coger la concha de vieira y retornar a sus lugares de origen como "hombres nuevos" después de la peregrinación. La Fiesta del Santo Cristo es el domingo de Resurrección, la cual ha sido declarada de interés turístico.
  • Faro de Finisterre El Faro más importante de esta Costa da Morte, pues con su luz guía a los barcos en su navegación por estas aguas peligrosas por los temporales que se producen y los bajos o arrecifes que existen y pueden causar el naufragio de las embarcaciones. El edificio actual es de 1868 y es el lugar más visitado de Galicia después de la Catedral de Santiago de Compostela.
  • Monumento al Emigrante: Recuerda a los miles de emigrantes de Fisterra y Galicia que se vieron forzados a dejar su tierra en busca de un futuro mejor. De una manera especial está dedicado a los emigrantes en Argentina y en los países de América, así como a los que se encuentran en otros lugares del mundo, tanto a ellos como a sus descendientes. Este monumento es obra del escultor Agustín de la Herrán Matorras y fue realizado a iniciativa del Alcalde José Fernando Carrillo Ugarte e inaugurado en 1993.
  • Cementerio del Fin de la Tierra: Es una obra del arquitecto César Portela que está todavía sin acabar pero, sin embargo, ya ha recibido numerosos premios de arquitectura.
  • Lonja Turística: Es el mercado donde se subasta el pescado que llega de la mar y que permite que los visitantes puedan presenciar cómo se realiza esta primera venta, además de conocer las especies más importantes que capturan por los barcos de bajura de este puerto. Estos pescados y mariscos los pueden desgustar luego en los numerosos restaurantes que existen en la villa y que constituyen la principal oferta turística gastronómica.Además, en su interior alberga una exposición sobre la pesca.

Playas

Siendo, el territorio municipal de Fisterra, un Cabo, éste está rodeado de mar y de excelentes playas, unas de mar abierto y fuerte oleaje (apropiadas para la práctica del surf) y otras, al abrigo del Cabo, de aguas tranquilas y cristalinas.

  • Playa de Langosteira: De casi 3 km. de longitud, es la playa más turística del municipio, y sin duda la más visitada de la Costa de la Muerte. Suele recibir la bandera azul, y cuenta con multitud de servicios, paseo marítimo, accesos para minusválidos, una riqueza marisquera y natural de gran importancia (el longueirón), y unas vistas inigualables del pueblo de Finisterre y de la redonda fisterrana.
  • Playa de Talón: Desde esta ubicación, los peregrinos observan por primera vez el cabo Fisterra. Es la vista más famosa de la villa, y una playa maravillosa, de aguas cristalinas y tranquilas.
  • Playa de Corveiro: Enclavada en el pueblo, a los pies de la Iglesia de Nosa Señora das Areas, es un paraíso natural, sobre todo para los amantes del buceo.
  • Playa de la Ribeira: Está situada en pleno casco histórico, al lado del puerto y el Castillo de San Carlos. Es una playa de gran belleza, antiguo puerto natural del pueblo, y de cuyos beneficios se aprovecha gran parte de la población de Fisterra.
  • Playa de Sardiñeiro: Es la playa del pueblo del mismo nombre, situado al norte del municipio.
  • Playa de Mar de Fora: Una de las más hermosas de la Costa da Morte, es la más importante de las playas de costa, de gran peligrosidad y fiereza, ha visto multitud de muertes a lo largo de los siglos. Por lo demás, recientemente se han protegido sus dunas, y un paseo marítimo ha mejorado los accesos. Las vistas del Cabo da Nave (punto más occidental del continente europeo) y de la mística Isla do Centolo la convierten en un lugar de visita y disfrute obligado.
  • Playa de Arnela: Pequeña cala enclavada en la costa, donde el 1988 aconteció el naufragio del Casón. Es una playa peligrosa pero de gran belleza y con accesos mejorados desde el año 2002.
  • Playa de Rostro: La más grande del municipio, con 3 km. de longitud aproximada, es también la más peligrosa y una de las más bellas.

Todas ellas son estupendas para la práctica de los deportes acuáticos como la natación, la pesca deportiva, el surf, el buceo y la vela ligera.

Costa da Morte

Eugenio Carré Aldao, hacia finales de la década de 1920, es uno de los primeros en hacer alusión al nombre de la Costa da Morte, que, según afirma, procede de una antigua leyenda documentada a mediados del siglo XVI, dramatizando todo lo comprendido geográficamente a la derecha de Fisterra, por su falta de constancia de navegabilidad.

Teniendo en cuenta que el nombre de esta comarca hace referencia a la cantidad de catástrofes marinas debido a la peligrosidad de sus acantilados y frecuentes temporales, es posible delimitarla entre el Malpica y el Cabo Fisterra. Se puede comprender la costa de los municipios de Malpica, Ponteceso, Cabana, Laxe, Vimianzo, Camariñas, Muxía, Fisterra, Corcubión, Cee (costa oeste), y los pueblos de Corme, Ponteceso, Traba, Camelle, Arou, Santa Mariña, Camariñas, Xaviña, Merexo, Muxía, Lires, Nemiña, Dumbria y Fisterra. Esta delimitación (Cabo Roncudo - Fisterra) la pusieron marinos ingleses hace más de dos siglos, considerando el Arco Finisterrano el tramo de costa más peligroso por la cantidad de bajos o lages que se escondían a pocos metros de la superficie alejados de la costa, las fuertes corrientes, temporales, repentinas cerrazones de niebla y múltiples naufragios. 

Información y Reservas en:
667 641 304

Habitaciones desde 70€ noche

Fisterra Patrimonio Europeo

Fisterra patrimonio Europeo

Nuestras instalaciones

SECCIONES
REDE SOCIALES
ENLACES DE INTERES
OTROS